Deja un comentario

Cómo debe de ser el mantenimiento de las puertas metálicas

Cuando decidimos hacer la instalación de determinado tipo de puertas en nuestro hogar, debemos de ser conscientes que necesitan de cierto cuidado. El mantenimiento de las puertas metálicas es algo bastante fácil y sencillo, que no requiere de mucho tiempo. Lo que principalmente hay que intentar evitar es la corrosión que se genera en todo ello.

Claves para el mantenimiento de las puertas metálicas

Es inevitable en muchos casos el hecho de que aparezca cierto óxido en las puertas metálicas. Esto se debe a que hay mucha sal acumulada en ellas. Si vives en una zona de mar, es muy común que te encuentres con este problema.

Otra cuestión diferente que nos puede llegar a afectar de sobremanera es el hecho de la adherencia del carbono. Este carbono viene directamente del aire, de la propia contaminación que existe en el medioambiente, por lo cual es bastante difícil el eliminarlo.

La mejor forma de evitar todo ello es darle un buen mantenimiento a las puertas metálicas dedicándoles algo de tiempo de forma regular.

La frecuencia con la cual hay que limpiar estas puertas metálicas dependerá de cuánta exposición tengan las mismas a ciertos elementos. Por ejemplo, como dijimos anteriormente, si vivimos cerca del mar, será mucho más frecuente que nos encontremos con una puerta que esté expuesta a la sal.

Cómo se debe de hacer el mantenimiento de las puertas de metal

Es importante saber que no se deben de hacer uso de productos químicos bajo ningún concepto. Si lo hacemos, podríamos llegar a causar un daño muy grande en el material de metal.

Lo más recomendable es primero eliminar todo el polvo que hay en la superficie. Utiliza un paño o una esponja con agua y jabón neutro para que no haya problema con ello.

Una vez que lo has limpiado, entonces aclara todos los retos que queden en ella. No dejes jabón porque podría también causar inconvenientes. Sécalo con un paño completamente seco y que se termine de secar del todo con el sol. No hagas uso de ningún material extra porque podría causar inconvenientes.

Si lo prefieres, al finalizar los pasos anteriores, puedes añadir un encerado como el que se le da a los vehículos.

Únicamente en los casos más graves, después de limpiar el espacio, pinta las puertas metálicas.

En Impac Puertas Metálicas somos expertos en ello y te ayudaremos con el mantenimiento de las puertas metálicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: